Compatibilidad con navegadores
Para utilizar ASOS, recomendamos utilizar las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari o Internet Explorer.

ESTILO Y CULTURA

LENTEJUELAS, UN PLACER CONOCEROS (MEJOR)

Por Celia Fernandez-Carnicero, 12 agosto 2018

Es domingo y eso significa que tenemos más tiempo para hacer lo que nos apetezca. Para pasarnos el día en el parque leyendo y organizar comidas que se alargan hasta altas horas de la tarde. Para explayarnos en lo que queremos contarte. Por eso, hoy nos permitimos el lujo de dedicarle unas palabras a una de nuestras tendencias favoritas de este 2018: las lentejuelas. Halpern, Molly Goddard, Simone Rocha, Marc Jacobs, Tom Ford son solo algunos de los ‘pros’ de la moda que, esta temporada, también se han unido a su club de fans. Y no es de extrañar.

Lentejuelas street style. Historia de las lentejuelas. En 2018, las lentejuelas siguen siendo una de las tendencias de moda más top. ASOS, moda y tendencias.

Imagen: Getty

Coetáneas de las plumas, con personalidad dramática, son el antídoto perfecto contra el aburrimiento. Y sabemos, en parte, por qué el efecto es instantáneo. Por sus venas corre la fiebre disco de los años 80. Y, si echásemos la vista aún más atrás, nos chocaríamos con ellas en medio de una fiesta de los años 20. Muy probablemente, organizada por el gran Gatsby. Pero, para realmente acercarnos a los orígenes de nuestras protagonistas del día, hay que seguir rebobinando…

Lentejuelas street style. Historia de las lentejuelas. En 2018, las lentejuelas siguen siendo una de las tendencias de moda más top. ASOS, moda y tendencias.

Imagen: Getty

Una de las primeras pruebas visuales que nos orientan, más o menos, acerca del nacimiento de las lentejuelas como aderezo fashion está en el museo Victoria & Albert de Londres. Se trata de la chaqueta bordada del retrato de Margaret Layton, aristócrata durante el reinado de Jacobo I de Inglaterra. En esa época, a finales del siglo XVI y principios de XVII, las mujeres más pudientes empezaron a llevar prendas más elaboradas con bordados en los que, obviamente, no podían faltar las lentejuelas. Unos inicios que explicarían, en parte, su reputación de aparatosas y exageradas. Fama que, no nos importa absolutamente nada seguir alimentando tanto en looks de noche como de día. Porque, cuando se trata de ‘brilli brilli’, cuanto más mejor.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?