Saltar al contenido principal
Compatibilidad con navegadores
Para utilizar ASOS, recomendamos utilizar las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari o Internet Explorer.

ESTILO Y CULTURA

FRIDA KAHLO: LA CHICA DEL MOMENTO

Por Celia Fernandez-Carnicero, 22 mayo 2018

Nos hemos subido a un estado de euforia crónica y no hay quien nos baje. Si esto lo estuviésemos diciendo en los años 90, (muy) probablemente, y sin necesidad de escarbar demasiado, terminaríamos encontrando a las Spice Girls o los Back Street Boys por alguna parte. Pero, como estamos en 2018 (y al margen de que sigamos viviendo con la misma intensidad el ‘Wannabe’…) la chapa de ‘fans incondicionales’ nos la ponemos delante de la chica del momento: Frida Kahlo.

Al margen de nuestra habilidad, más o menos refinada para apreciar su destreza artística, lo que más admiramos de Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón es su rol de activista accidental. Lejos de aspirar a ver, algún día, su rostro impreso en bolsos y camisetas (como los que ya se han metido de lleno en los lookazos del street style de esta primavera-verano 2018) todo lo que hizo para hacer historia, fue ser ella misma. ¡Ahí va mensaje molón! Pero, hemos aprendido muchas cosas más de nuestra mejicana favorita así que, sigue leyendo…

A pesar de que tener una vida inevitablemente marcada por su talón de Aquiles, la salud física, eso no le frenó para mover y remover a la sociedad entera durante generaciones gracias a la soltura con la que hablaba el lenguaje más universal que existe. Como todos los genios de las ciencias plásticas, Frida conocía a la perfección el vocabulario estético y potenció hasta el infinito su poder como forma de expresión personal. No solo dominaba la brocha a la hora de ponerse a retratar y autorretratarse sino que con su particular estilo se convirtió en embajadora de lo que la moda puede hacer y decir acerca de nosotras.

La vida poco convencional que Frida Kahlo vivió se puede leer en las prendas, estilismos y accesorios que hoy inspiran al universo fashion. Ninguno de ellos pasa desapercibido. La paleta de colores solo se mueve en el espectro de los extra vivos, los adornos florales (tanto detalles bordados como en complementos) no bajan, la mayoría de las veces, de la talla XL, y los accesorios recargados en dorado desvelan su agilidad como equilibrista entre tradición y folclore, y la vanguardia. Hoy, más que nunca, ¡Viva México!

¿QUÉ TE HA PARECIDO?