Saltar al contenido principal
Compatibilidad con navegadores
Para utilizar ASOS, recomendamos utilizar las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari o Internet Explorer.

ESTILO Y CULTURA

¿POR QUÉ EL ESTILO SKATER MOLA TANTO?

Por Celia Fernandez-Carnicero, 6 mayo 2018

Llevamos ya unos cuantos días preguntándonos por qué lo skater es tan guay. Su personalidad molona nos tiene fascinadas. Y nosotras, que todo lo underground lo metemos automáticamente en el saco de lo ‘mega cool’, necesitábamos diferenciar semejante fenómeno de estilo del resto. Era básico para recuperar nuestra paz interior. Vale que no todas hayamos nacido para encontrar la mejor versión de nosotras mismas dentro de sudaderas oversize con capucha (subida), pantalones ‘baggy’, o zapatillas Vans. Pero, por el motivo que sea, hay algo en esta tendencia consagrada en los años 90 que consigue que la miremos de la misma forma que fichábamos de reojo a la gamberra popular del cole. Una mirada que escondía sentimientos a medio camino entre querer chivarse y reclutarla como mejor amiga.

Foto de Urban Spotter. Te contamos por qué el estilo skater triunfa ahora, en esta temporada primavera-verano 2018, y siempre. Historia y contexto de la moda skater.

Imagen: Urban Spotter

¡Respuesta encontrada! ¿Cómo no hemos caído antes? Es esa personalidad pillina lo que hace que este lifestyle nacido hace casi más de setenta años se haya convertido en una referencia tan golosa para el universo ‘fashion’. Porque, hoy más que nunca, tenemos que darle voz a mantras que hablen de salir a la calle y cuestionar la norma, si eso nos ayuda a sortear obstáculos. Hasta la fecha, el monopatín más ‘glam’ lo firma Chanel, y uno de los momentos skater con más estilo lo protagonizó Farrah Fawcett por el parque Griffith Park de Los Ángeles en el primer capítulo de Los Ángeles de Charlie (1976). Sin embargo, hoy no queremos darle la medalla del mérito ni a las ocurrencias de Karl Lagerfeld ni al look de Jill. Si de lo que se trata es de ponerle cara al efecto imán de lo skater, entonces fijémonos en la modelo de lencería Kanya Sesser quien, a pesar de haber nacido sin piernas, se ha saltado por arriba, por abajo y por los lados el plan que, a priori, la vida le tenía preparado. Y es que, con (mucha) fuerza y con ganas, todo va sobre ruedas. Una lección que mola tanto, o más, que el estilo skater.

¿QUÉ TE HA PARECIDO?