Los vestidos de fiesta de colores neutros son los grandes clásicos de la ceremonia de entrega de los Oscar, y este año en ese aspecto no hubo sorpresas. La mayoría de las nominadas eligieron looks en la gama cromática de los beige, crema o rosados, con adornos que aseguraban la requerida dosis de luz bajo los flashes. Si ya te están llegando invitaciones de boda, echa un vistazo a estos cinco vestidos en tonos claros que no le hacen sombra al blanco de la novia...