De los 'piercings' de Dior a los pendientes-escultura de Marni, pasando por los earcuff: todos han tenido su momento de gloria y esta temporada le ha llegado el turno a los pendientes XXL. Estos se han impuesto como el accesorios de la temporada para levantar cualquier look y hacerlo glam.