A nosotras nos gustan las fiestas incluso más que el chocolate (bueno, dependiendo del día), pero las invitaciones nos suelen traer más quebraderos de cabeza que un brownie. Y todo tiene que ver con el eterno '¿qué me pongo?'. Hoy tenemos el día resolutivo y hemos pensado que si algo tiene nuestro armario son prendas blancas o negras. Juntas resultan en la tendencia de fiesta más chic de la temporada. Así de fácil.