Ya has encontrado el abrigo de tu vida (preferiblemente de piel sintética de colores), pero ahora te falta la ocasión para lucirlo al 100%. Tampoco es plan cenar con él puesto o pedir al equipo de Recursos Humanos que baje la calefacción de la oficina.... pero puedes estar un día entero de 'shopping' sin tener que quitártelo nada más que para entrar en el probador. Por fin tendrás el momento para disfrutarlo.