Lo de salir de noche para muchas es como una excursión: no solo basta con tener un buen equipo, hay que recorrer un buen puñado de kilómetros hasta llegar al destino. Y la vuelta es tema aparte; lo mejor es dejarse caer en casa de tu BFF (que coincide que vive a nada del garito). Como no eres la única que se despierta 'resacosa' en casa de alguna amiga, aquí va un 'lookazo' para la mudanza exprés.