La primera y la segunda cita han sido un éxito y ahora (redoble de tambor) llega la tercera. Esta vez habéis quedado para pasar el día juntos, y lo único que puede pensar es en qué demonios ponerte. Que no cunda el pánico y toma nota de este look de street style...