No importa el puñado de shows, fotos y snaps que veas, siempre queda alguna instantánea de street style por ahí perdida que te quita el hipo. Como esta. Un look tan sencillo y cool que se puede copiar hasta con los ojos cerrados.