El verano se despide, pero no tienes por qué abandonar ese vestido que te ha acompañado en todos tus buenos momentos. Solamente tienes que aprender un par de truquitos de estilismo y el cambio de temporada vendrá con 'bonus points'. Te proponemos tres maneras 'cool' de reciclarlo...

Estilismo de Ruby Leonard