Se acabaron las tardes de piscina y las siestas después del trabajo. El sol sigue brillando, pero llegó la hora de aceptar la dura realidad y reincorporarse al horario partido. Y ¿cómo vestirnos para tal misión? La solución es un total look en blanco. Ya nos conoces: cualquier excusa es buena para llevar blanco...