Lo sabemos: estás de vacaciones y lo último en lo que te apetece pensar es en presupuestos y facturas. Con gestionar el bote entre tus amigos tienes bastante. Por eso hemos hecho una selección de vestidos veraniegos que no te dejarán la cuenta corriente temblando. Nadie adivinará lo poco que te han costado, y tú tendrás más para gastar en helado. ¿Qué más se puede pedir?