Las hemos visto en incontables festivales, bodas y fiestas veraniegas, pero las coronas de flores no tienen intención de marcharse a ninguna parte. Prueba de ello es el look de Elle Fanning en el estreno de 'Neon Demon' en Roma. Cualquiera diría que se acaba de bajar de un unicornio. La actriz mantuvo el maquillaje lo más natural posible y eligió como único accesorio una diadema fina de flores blancas con apliques de cristal. Una imagen adorable que puede servir de inspiración tanto a futuras novias como a invitadas amantes de lo bucólico.