En moda, como en tantas cosas, quien no arriesga no gana. Y para probarlo aquí está Chloë Moretz. La actriz apuesta fuerte y mezcla hábilmente lo que en un principio podrían considerarse prendas opuestas. Para una noche en Los Ángeles combina una mini vaquera de bordados florales de Gucci con un 'crop top' negro y una cazadora motera. Romance y rock, sol y luna, tendencia y básicos… todo condensado en un solo 'outfit'. ¿No es genial para ir a un concierto?