El 'Little Black Dress' es un clásico de espíritu joven que nos ha salvado de muchos apuros estilísticos. Y este verano vuelve más roquerillo que nunca —era de esperar con el tirón que está teniendo la tendencia años 90— así que ya tienes pieza clave para ir a ver tocar a tu grupo favorito o para tu próximo evento de etiqueta. Ahora solo tienes que decantarte por uno de éstos.