Recuperando la fórmula infalible del esmoquin masculino, Ana Rujas eligió este look blanco para la entrega de premios de la revista Fotogramas. ¿Las claves por las que no es un esmoquin cualquiera? Pantalón XL con caída y brillo satinado (nos encanta el detalle del cinto utilitario) más blazer entallada y escote perfecto. Los salones de color 'nude', el 'clutch' geométrico y las joyas de plata (con pendiente ear-cuff incluido) ponen el toque final a este verdadero flechazo de primavera.