Si eres fan de las cejas marcadas, seguro que ya tienes fichados todos los looks de belleza de Lily Collins.. Pero este flechazo 'beauty' que lució en la fiesta de Vanity Fair de los Oscars se merece una mención especial. Base de maquillaje cálida, ojos ahumados con toques de purpurina el los párpados y un 'tint' de labios en tono burdeos. ¿El toque final? toques de luz en el arco de cupido y en el lagrimal con un lápiz iluminador.