Vimos a Karlie Kloss en la London Fashion Week con un peina que nos lo deja muy claro: las trenzas de espiga están decididamente de moda. Sobre todo se llevan con raya al medio y tejidas desde el nacimiento del pelo. Son la manera más fácil de ponerle un toque grunge al tu cualquier look. Remata con una base de maquillaje hidratante para crear una textura jugosa en tu piel, un toque de eye liner y unos labios en rosa neon. ¡Genial!