Es una de esas tendencias que ya empezamos a ver la temporada pasada y que no tienen ninguna intención de irse en nuestros armarios. Las aberturas, los cortes y los troquelados han reinventado botines, zapatos Óxford, bailarinas y 'slippers'. ¿Lo mejor de todo? Son perfectamente compatibles con el invierno (y puedes empezar a llevarlos ya con calcetines gruesos o medias) y seguirán dándote juego cuando llegue la primavera. Empezando fichando estos tres modelos... Dependiendo de tu presupuesto y de los centímetros de altura que prefieras.