Si quieres hacer una apuesta de estilo para este otoño que sea calentita y a la vez todo un clásico: lo tienes fácil, elige un abrigo camel. Puedes quedarte con un modelo años 70 para combinar con jerséis de cuello alto o con un abrigo masculino mezclado con un vestido de los 80 para salir de fiesta... Este color está aquí para quedarse.