Todo empezó en 2009 cuando ASOS le hizo una visita a SOKO, un fabricante textil sostenible afincado en la reserva keniata de Rukinga. Fundado por la londinense Joanna Maiden, SOKO da empleo a comunidades en vías de desarrollo, apoyando la educación femenina y creando puestos de trabajo que tengan una remuneración digna.  

La alianza entre ASOS y SOKO enseguida tomo forma bajo la marca ASOS Africa, con el propósito de crear una colección de tendencia y al mismo tiempo poner en valor la artesanía africana. La marca de moda de comercio justo se puso en marcha 12 meses más tarde y tuvo tanto éxito que enseguida se agotó.

Desde entonces, han pasado 11 temporadas y ASOS Africa está en todas partes, desde nuestra revista ASOS Magazine a la famosa Ella Eyre o en el vestidor de la mismísima primera dama de EEUU, Michelle Obama. 

ASOS Africa – moda que no nos costará el planeta.