Porque ir a la oficina (o a clase) no suele ser el momento más emocionante del día y un poco de diversión es más que bienvenida. Además, en casos como este, la 'deco' bonita tiene siempre un efecto positivo.