Hay muchos motivos para adorar el vestido de Diane Kruger firmado por Preen By Thornton Bregazzi. Ese guiño al look marinero que siempre quisimos tener de pequeñas, el estampado de flores invernales y el corte recto estilo años 60. Pero la jugada maestra está en los accesorios con los que lo remató: botines corte Chelsea con mini calcetines, un detalle perfecto para estrenar curso. ¡Bravo DK!