Estamos en la oficina oyendo Freedom de Pharrel Williams en bucle, soñando con el finde, las vacaciones que están al caer o las que acabamos de pasar. Seguimos con ganas de verano y elegimos las prendas más ligeras del armario. Queremos meter los pies en la arena, no salir del agua en todo el día y no parar de bailar en toda la noche.