Hay varios motivos por los que las faldas con apertura vertical hasta el muslo, no son aptas para tímidas. Primero, recordemos aquel momentazo de Angelina Jolie, la pierna derecha de la señora Pitt fue objeto de un montón de bromas después de su aparición en los Oscars de 2012. Sin olvidar la ecuación Marilyn: a mayor abertura, mayor peligro... Por no hablar de las dificultades que una falda abierta implica a la hora de hacer tareas cotidianas como agacharse o sentarse. Pero la moda está para que conquistemos nuestros temores, así que echamos un vistazo a musas de estilo como Jamie Chung, que nos muestran cómo lucir piernas sin que nos hagan la foto.