La época de las celebraciones está a un paso y después del dilema de elegir vestido, requisito número uno, la siguiente cuestión acaba siendo siempre... "¿Qué peinando me irá mejor con el look?". Spoiler alert: un moño bajo suele ser un acierto seguro, realza el cuello y los hombros y no es demasiado difícil de hacer, ni demasiado informal. El truco está en elegir el accesorio perfecto. Toma nota de las modelos de la pasarela de Dolce & Gabbana: raya al medio, mechones despeinados para enmarcar la cara y flores esmaltadas súper románticas. Y si es tu gran día, apuesta por una tiara de oro para que todo el mundo se entere de quién es la princesa

Ver más noticias de moda.