Estamos en esa época del año en la que queremos estrenar algo nuevo pero aún no tenemos muy claro que nos apetecerá ponernos cuando llegue la primavera (que llegue ya, por favor). ¿Tú mejor apuesta? Una falda de nueva temporada, porque puedes empezar a llevarla con tus básicos de invierno y puede darte mucho juego de aquí a Semana Santa (...y más alla).