Ya no hay época del año en la que no se celebren bodas y el invierno no es una excepción. Esto significa que no vas a poder reciclar el vestido que llevaste en primavera porque, aunque no temas a la hipotermia (¡todo por la moda!) la paleta de color, los tejidos y las siluetas de una boda invernal tienen otros códigos. Además, los looks que te mostramos a continuación quedaría genial con ese abrigo de pelo que estabas pensando en comprarte (¡una boda es la excusa perfecta!) ¿Si no?... Tanto amor hará que entremos en calor.