Ya seas una mega entusiasta de Halloween que lleva todo el año pensando cómo ganar el premio al mejor disfraz, o una artista de la improvisación que tarda un promedio 2 horas en decidir de qué va a disfrazarse, tenemos un par de ideas para ti.

¿Te da pereza pensar en toda esa purpurina que sigue pegada a tu ropa dos semanas después de Halloween? Quédate con una versión 'spooky' de ti misma colocándote unos cuernos de demonio y una mochila 'spooky'. Look perfecto para salir del trabajo e ir directa a la fiesta. Si eres de las que lo preparan todo con antelación (en tu caldero de bruja) hechiza al personal con un abrigo de pelo en plan 'monster' y una máscara de flores súper elaborada. Con cualquiera de las dos opciones... ¡Irás de muerte!

Shopping de Halloween.