El calendario ya apunta a mediados de noviembre y no hay medias transparentes que valgan, ¡No podemos dejar de pensar en los jerséis de lana y las bufandas calentitas! Al menos, de domingo a jueves son nuestro uniforme para ir a clase o al trabajo a temperaturas gélidas. ¿Los viernes y los sábados? Nos gustaría ponernos algo que no sea una montaña de capas de ropa. Toma ejemplo de Poppy Delevingne en la inauguración de la primera Topman de Nueva York la semana pasada.

Poppy no pudo renunciar a su pequeño vestido blanco bordado a pesar del frío de Nueva York, pero para compensar que llevaba las piernas al aire, apostó por un abrigo de pelo súper suave en tonos lila y gris. Puede que no sea la solución adecuada si vas a pasar la mañana de haciendo senderismo por la montaña, pero para un trayecto corto desde el coche hasta la disco, definitivamente sí.

Un consejo: si eliges un abrigo de piel exagerado o un vestido bordado como el de Poppy, mantén la sencillez en el resto de tu look. El peinado, por ejemplo, es ideal para lucir hombros con el escote de barco. Remata el look con zapatos de punta en color plata perfectos para bailar ✌.