Cuando Eléonore Bridge nos propuso un pequeño shooting para Halloween al lado de la casa encantada de Disneyland Paris, gritamos un "Sí" tan espeluznante que le puso los pelos de punta hasta a Miércoles Addams. Ni corta ni perezosa, Eléonore se enfundó sus compras de ASOS más horripilantes y se hizo estas fotos al lado del lugar más maravillosamente terrorífico que se nos ocurre para visitar el día de Halloween. ¡Buuuuhhhhhhhhhhh!