No hay nada peor que aparecer en una boda con un traje que perezca que le has pedido prestado a a tu padre. De esos con las perneras anchas y caídas. Apuesta por una traje de corte 'slim' puedes ir eligiendo uno de esta selección.